Es evidente que durante los últimos tiempos el cuidado personal, el de la boca y por supuesto el de la sonrisa ha crecido exponencialmente. Los pacientes buscan tener más éxito social y laboral, mejorando su imagen y por ende su autoestima.

Como odontólogos tenemos la gran responsabilidad de potenciar la belleza del tercio inferior de la cara. Un rostro de una belleza media con una sonrisa bonita se convierte en una persona atractiva mientras que una cara bonita con una sonrisa desastrosa puede tener como resultado una persona físicamente normal. Ademas, con la edad, los dientes sufren cambios marcando el carácter que finalmente tiene el rostro. Dientes desgastados y cuadrados son más serios y masculinos, se aprecian menos al hablar y la cara acaba perdiendo  la luz que aporta una bonita sonrisa.

dISEÑO DE sONRIS

Pero como siempre decimos, lo importante es que la boca funcione correctamente. En muchas disciplinas, forma y función están unidas. Por eso, buscando la perfección de la función de una boca conseguimos la belleza. Y este hecho también es reversible: normalmente algo bello, funciona correctamente. Leonardo Da Vinci descubrió las proporciones áureas materializadas en el famoso número 1.618, el cual se aplica a todo lo que es armonioso incluidos los dientes, la sonrisa y la cara.

dISEÑO DE sON

En cuanto a proporciones, cuando se Diseña una Sonrisa existen muchos parámetros en los que hemos de fijarnos:

  • Al sonreír deben verse completamente los incisivos superiores y 1-2mm de encía.
  • La curva de la sonrisa de los dientes superiores debe ser paralela a la curva de la sonrisa del labio inferior.
  • La proporción de los dientes siguen las proporciones áureas. Si el incisivo lateral mide 1 de ancho el central debe medir 1,618 y el canino 0,618 en vista anterior, siendo parámetros  importantísimos a la hora de reconstruir estos dientes.
  • Los incisivos centrales superiores de las mujeres son 1.2mm más largos que los incisivos laterales mientras que en los hombres miden lo mismo.
  • El eje longitudinal de los caninos debe orientarse hacia el interior del cuerpo.
  • La línea de las encías sigue también la curva de la sonrisa del labio siendo la altura de la encia de los incisivos laterales más baja que la de los centrales y caninos y la altura de encía de los caninos ligeramente más alta.

Para conseguir una sonrisa sana y natural podemos modificar todos estos parámetros potenciando únicamente la belleza intrínseca del paciente e incorporando a su sonrisa solo y exclusivamente lo que necesite. Logramos subir o bajar dientes y encías, potenciar curvas y proporciones moviendo los dientes con ortodoncia invisible Invisalign.

dISEÑO DE s

Ademas en nuestra CLINICA CRISTINA VIYUELA + CO no se tallan los dientes para no perder masa dentaria ni se añaden volúmenes con carillas que puedan sobrecargar de peso y fuerzas excesivas a los dientes. Al contrario de todo eso, en nuestra clínica se prepara la boca previamente con ortodoncia y se perfecciona su movimiento para que mas adelante no se rompan las carillas o las reconstrucciones dentales. Por esta razón, en ocasiones es necesario un tratamiento previo de algunos meses de ortodoncia invisible. Cuando la ortodoncia ha realizado su cometido, podemos colocar carillas dentales para cambiar el color o la forma del diente. Estás serán finas láminas de composite o de porcelana Lumineers (carillas dentales de porcelana que no exigen el tallado del diente).

En la CLINICA CRISTINA VIYUELA + CO desarrollamos una odontología no invasiva. Podemos proporcionar al paciente la sonrisa que siempre ha querido pero sin sacrificar sus dientes, mejorando la función de masticación y potenciando a la vez su sonrisa natural.

Por todos estos motivos, dentro de la Odontología, la especialidad de Ortodoncia está a día de hoy en el centro de todo Diseño de Sonrisa. En nuestro Estudio Dental, la Dra. Cristina Viyuela es quien realiza y organiza todo el tratamiento multidisciplinar necesario para conseguir la sonrisa perfecta.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO