Una parte fundamental de nuestro rostro es la sonrisa. Ella, junto con el aspecto de la piel puede delatar nuestra edad. Una sonrisa joven puede restar muchos años a nuestra apariencia. Un ejemplo claro de ello es Tina Turner. Su sonrisa es amplia y blanca, enseña los dientes superiores al sonreír y los dientes anteriores están inclinados hacia delante sujetando unos labios voluminosos que mantienen su perfil eternamente joven.

 ¿Sabes cuáles son los 5 cambios principales que sufre nuestra cara con la edad?

Pérdida de grasa y adelgazamiento de anchura y pómulos, con lo que la cara “cuelga” impidiendo ver los dientes superiores.

Desgaste dentario, disminuyendo la altura de los dientes y del tercio inferior de la cara.

• La cara se vuelve más delgada y angulosa debido al apiñamiento dentario. Por compresión transversal, los dientes avanzan hacia dentro lo que disminuye el ancho de la cara.

• El perfil de la cara también se vuelve más cóncavo debido al apiñamiento de los dientes anteriores por inclinación hacia dentro debido a la musculatura facial, pérdida ósea y fuerzas masticatorias.

• Normalmente la cara desciende, ya que los músculos faciales ceden con la edad, y esto provoca que el labio también descienda. Esto hace que los dientes inferiores se enseñen más al hablar o sonreír y los superiores cada vez se vean menos.

 SOLUCIONES: ¿Cómo puedes devolver la juventud a tu sonrisa y a tu cara?

En la Clínica CRISTINA VIYUELA + CO diseñamos sonrisas estudiando todos los parámetros individualizados que cada paciente necesita. Sabemos que una sonrisa joven es aquella que enseña los dientes al sonreir. Para rejuvenecer la sonrisa, es habitual ensancharla con ortodoncia. Los dientes son los pilares que sujetan los labios y por supuesto también la cara. Cuando movemos los dientes frontales hacia delante protruimos los labios y al extruir los incisivos, estos, se verán más al hablar y mejorará nuestro perfil facial.

Es fundamental acompañar este proceso con un blanqueamiento dental. Con los años el color de los dientes cambia y amarillea. Un rejuvenecimiento del color manifiesta claramente una buena salud y una menor edad de nuestros dientes. En este punto el paciente puede optar por un blanqueamiento natural, por la colocación de carillas Lumineers sin tallado dental o por un simple baño de esmalte.

Por ultimo, podemos recurrir al ácido hialurónico, que estratégicamente colocado en la cara devuelve el volumen perdido durante los años, y el botox en el entrecejo que anulará esa arruga que nos aporta expresión de cara cansada. Con esto, conseguirás rejuvenecer en el tiempo entre 5 y 10 años y una subida de autoestima que no conseguirás con ningún objeto material.

Todos estamos bajo el influjo de estas fuerzas que mueven los dientes, disminuyen la sonrisa y con ello envejecen la cara. Con una sencilla ortodoncia y un mantenedor para dormir de por vida puedes tener una sonrisa eternamente joven.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO