SÍNDROME BOCA-MANO-PIE

El síndrome boca-mano-pie es una enfermedad viral bastante común en los niños (no debe confundirse con la glosopeda o enfermedad boca-pie, también conocida como fiebre aftosa, que es una enfermedad que afecta a los animales.)

El síndrome boca-mano-pie ocurre con más frecuencia en niños en edad preescolar, aunque también pueden contraerlo los adultos y los niños de cualquier edad (la mayoría de los adultos han desarrollado anticuerpos de esta enfermedad por haber estado expuestos a ella). Aparece con más frecuencia en verano y otoño.

CAUSAS DEL SÍNDROME BOCA-MANO-PIE

La causa del síndrome boca-mano-pie puede ser una serie de virus, de los cuales el más común es el virus Coxsackie. Por lo general los niños se recuperan muy bien, sin tratamiento, en el periodo de una semana a diez días, aunque en casos muy poco frecuentes puede derivar en una meningitis viral o encefalitis (inflamación del cerebro).

Tu hijo puede enfermarse nuevamente del síndrome boca-mano-pie. Al igual que con los resfriados, tu hijo desarrollará inmunidad al virus específico que lo enfermó, pero son muchas las cepas virales que pueden producir la enfermedad.

Toma precauciones tales como lavar con frecuencia las manos de tu pequeño, lavar y desinfectar los juguetes y otros objetos que pudiesen tener gérmenes, y tratar de evitar a niños infectados. Aún así, es imposible garantizar que tu hijo no contraerá la enfermedad si está expuesto a una persona infectada.

¿ES CONTAGIOSO EL SÍNDROME DE LA MANO-BOCA-PIE?

Sí, el virus puede transmitirse a través de las secreciones de la nariz y garganta, el líquido de las ampollas o las deposiciones. El periodo de mayor contagio es cuando aparecen los primeros síntomas aunque este virus puede seguir contagiándose en las semanas posteriores.

Si tu hijo va a una guardería, quizás tengas que mantenerlo en casa hasta que sus síntomas hayan desaparecido, o incluso más tiempo.

¿PUEDE MI HIJO CONTRAER MÁS DE UNA VEZ EL SÍNDROME BOCA-MANO-PIE? ¿COMO PUEDO EVITARLO?

Tu hijo puede enfermarse nuevamente del síndrome mano-pie-boca. Al igual que con los resfriados, tu niño desarrollará inmunidad al virus específico que lo enfermó, pero son muchas las cepas virales que pueden producir la enfermedad.

Toma precauciones tales como lavar con frecuencia las manos de tu pequeño, lavar y desinfectar los juguetes y otros objetos que pudiesen tener gérmenes, y tratar de evitar a niños infectados. Aún así, es imposible garantizar que tu niño no contraerá el síndrome mano-pie-boca si está expuesto a una persona infectada.

¿QUE HAGO SI ESTANDO EMBARAZADA MI HIJO ENFERMA DEL SÍNDROME BOCA-MANO-PIE? ¿ESTARÁ MI BEBE EN PELIGRO?

Si estás expuesta al síndrome mano-pie-boca estando embarazada, la probabilidad de que el feto resulte afectado es muy pequeña, pero deberías mencionárselo a tu obstetra. Lávate las manos con frecuencia después de cambiar pañales o de atender las necesidades de tu niño enfermo. También podría serte de utilidad el uso de guantes para minimizar el riesgo.

 

Síndrome boca-mano-pie: Causas, síntomas y tratamiento
Síndrome boca-mano-pie: Causas, síntomas y tratamiento
El síndrome boca-mano-pie es una enfermedad viral bastante común en los niños. La causa del síndrome boca-mano-pie puede ser una serie de virus, de los cuales el más común es el virus Coxsackie. Por lo general los niños se recuperan muy bien, sin tratamiento, en el periodo de una semana a diez días, aunque en casos muy poco frecuentes puede derivar en una meningitis viral o encefalitis (inflamación del cerebro).
Clínica Dental Cristina Viyuela + CO
← PreviousNext →

Tratamientos Relacionados