Las consultas por muelas del juicio es otro de los habituales en nuestra clínica. A pesar de ser bastante frecuente, los pacientes todavía presentan muchas dudas en torno a este tema. En nuestra Clínica dental CRISTINA VIYUELA + CO, os contamos algunas curiosidades sobre las muelas del juicio que seguro te sorprenderán.

¿Qué son las muelas del juicio y por qué se llaman así?

Muelas del juicio es el nombre común que reciben los cordales y hacen referencia a los terceros molares. Los cordales se encuentran situados en la última posición de la línea de la dentadura, es decir, al final de la arcada dental. Están en la última posición y también son la última pieza dental en salir. De hecho, el motivo de su curioso nombre tiene relación con la edad de aparición de las mismas.

Las muelas del juicio suelen erupcionar en torno a los 16 – 25 años, edad en la que se considera que ya contamos con una madurez suficiente y en la que se ha desarrollado el “juicio”. Los principales síntomas o dolores propios de la erupción son:

  • Dolor de boca y de oído
  • Dificultad para abrir la boca
  • Hinchazón o Inflamación de la cara
  • Encía inflamada
  • Ligero dolor de garganta
  • Malestar general
  • Fiebre

Pero lo curioso del asunto es que en todos los países no utilizan el nombre de muela de juicio. Otras lenguas han hecho adaptaciones al nombre común que reciben los cordales.

  • En coreano las muelas del juicio reciben el nombre de “diente del amor”, en referencia a la juventud y el dolor del primer amor.
  • En japonés los cordales son comúnmente llamados “desconocido para los padres” porque dada su aparición tardía se supone que los hijos ya se han emancipado de casa de los padres.
  • Por último en tailandés son conocimos como “diente apretujado”, en referencia a la falta de espacio.

Interesante, ¿no? Pero dejando un lado las curiosidades, os contestamos a otras preguntas frecuentes que los pacientes nos hacéis en la consulta sobre las muelas del juicio.

¿Cuáles son las funciones de las muelas del juicio?

Antiguamente la función de las muelas del juicio era facilitar la masticación. Resultaban imprescindibles puesto que la comida era mucho más dura, y los cordales se encargaban de triturar los alimentos más fuertes, como era el caso de carne cruda o raíces de plantas y árboles.

Sin embargo, con la evolución los alimentos han dejado de ser tan rudos y la mandíbula se ha ido estrechando. Hoy en día cuando las muelas del juicio comienzan a salir, los 28 dientes adultos, usualmente, están acomodados en sus posiciones correctas. Por consiguiente, no hay espacio suficiente para que estas salgan o salgan de forma correcta, convirtiéndose más en un estorbo que en algo necesario. De hecho, en la mayoría de los casos terminan por extraerse.

Muelas del Juicio ¿POR QUÉ SE LLAMAN "MUELAS DEL JUICIO"?

¿Es necesario extraer los cordales?

La necesidad o no de extracción dependerá del espacio que tenga el paciente en la mandíbula. Cuando se alinean correctamente con los demás dientes y el tejido gingival que los recubre está sano, los terceros molares no deben extraerse. Si no aparece ningún síntoma como dolor, inflamación o desplazamiento de los dientes colindantes, evitamos una intervención innecesaria.

Sin embargo, cuando no existe espacio suficiente y los cordales crecen en diagonal, emergen solo parcialmente o incluso cuando quedan atrapadas bajo las encías sí es necesario extraerlas. Las muelas impactadas en el hueso pueden desencadenar problemas en la salud bucodental. Entre los más comunes pueden mover los demás dientes y estropear su correcta alineación. Cuando esto sucede, la mejor solución para volver a alienarlos es recurrir a un tratamiento de ortodoncia. En nuestra clínica recomendamos la ortodoncia invisible Invisalign, pues aporta grandes ventajas a los pacientes puesto que es invisible, removible y muy cómoda. 

También pueden aparecer enfermedades periodontales, caries o infecciones en la zona. Un problema menos frecuente pero más grave es la formación de tumores o quistes alrededor del diente que desencadenen en la destrucción del hueso mandibular y los dientes sanos de su alrededor.

¿Es dolorosa la intervención de extracción?

Mucha gente le tiene miedo a la operación de extracción de muelas del juicio porque piensan que será algo muy doloroso. Pero no hay que preocuparse porque la intervención se realiza con anestesia para que el paciente no sienta nada. Contamos también con la técnica de sedación consciente para aquellos pacientes que la requieran. La sedación consciente es una técnica anestésica segura y no tóxica, administrada por vía endovenosa, que proporciona un estado de relajación y tranquilidad total mientras se es consciente de todo el proceso de tratamiento.  Las manos del especialista también son un factor importante a la hora de que el paciente no sienta dolor, en el Clínica CRISTINA VIYUELA encontrarás con profesionales experimentados. 

¿Es posible que no salgan las muelas del juicio?

Sí, es posible que en algunos pacientes no terminen de erupcionar las muelas del juicio. También es posible que los cordales no se lleguen nunca a formar. En este caso diríamos que el paciente presenta una agenesia o ausencia de los mismos; lo que ocurre al 10% de la población adulta. La presencia o no de estos se puede detectar con una ortopantomografía o radiografía panorámica de la boca.

Pide cita con nosotros si necesitas más información sobre cualquier tema referente a las muelas del juicio, ¡te esperamos!

Un abrazo.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO

¿Por qué se llaman muelas del juicio ?
¿Por qué se llaman muelas del juicio ?
Te contamos por qué las muelas del juicio reciben este nombre y otras curiosidades. ¿Se deben extraer los cordales? ¿es doloroso el procedimiento? ¿para qué sirven? Resolvemos tus dudas.