Skip to main content

¿Qué es realmente la lengua geográfica y cuáles son las causas que la provocan? Os contamos todo lo que necesitáis saber sobre esta patología. Desde sus aspectos visuales distintivos hasta las posibles razones que desencadenan su aparición. ¡Sigue leyendo si quieres saber más!

¿Qué es la lengua geográfica?

La lengua geográfica, también conocida como glositis migratoria benigna, es un trastorno peculiar y en su mayoría inofensivo que afecta la superficie de la lengua. 

Normalmente, la lengua está revestida con pequeñas protuberancias de color blanco rosáceo, conocidas como papilas, que son proyecciones cortas y finas similares a un cabello. Sin embargo, en el caso de la lengua geográfica, ciertas áreas de la superficie lingual carecen de estas papilas, dando lugar a zonas rojas y lisas parecidas a unas «islas», a menudo con bordes un poco elevados.

Estos parches, o lesiones, confieren a la lengua una apariencia geográfica, como la de un mapa, y suelen cicatrizar en una región para luego migrar a otra parte de la lengua. Aunque visualmente impactante, es importante destacar que la lengua geográfica no conlleva riesgos para la salud y no está asociada con infecciones ni cáncer.

A pesar de su naturaleza benigna, la lengua geográfica puede generar molestias en la lengua y aumentar la sensibilidad a ciertas sustancias, como especias, sal e incluso alimentos dulces. Aunque estos síntomas pueden ser perceptibles, no representan un riesgo significativo para la salud y tienden a ser de naturaleza temporal.

¿Qué causa la lengua geográfica?

A pesar de su prevalencia, siguen habiendo muchos interrogantes respecto a sus causas, y su aparición no puede prevenirse de manera efectiva

Aunque la relación exacta entre la lengua geográfica y otras condiciones no está completamente definida, hay indicios que sugieren una posible asociación con la psoriasis y el liquen plano. No obstante, se requiere una mayor investigación para comprender en detalle estas conexiones potenciales y sus implicaciones clínicas.

En términos de factores de riesgo, los estudios han arrojado resultados dispares, pero algunos elementos parecen estar vinculados a un mayor riesgo de desarrollar lengua geográfica:

  • Herencia genética: se observa que algunas personas que experimentan lengua geográfica tienen antecedentes familiares de la afección, sugiriendo una posible influencia genética hereditaria que podría aumentar el riesgo.
  • Lengua escrotal: la presencia de otra condición denominada lengua escrotal, caracterizada por surcos profundos en la superficie de la lengua, se ha identificado comúnmente en personas con lengua geográfica. Esta correlación plantea la posibilidad de que ambas condiciones compartan algún factor subyacente. 

¿Cuáles son los síntomas de la lengua geográfica?

La lengua geográfica se manifiesta a través de diversos signos y síntomas, los cuales pueden incluir:

Manchas irregulares 

Lesiones lisas, rojas y de forma irregular que se desarrollan en la parte superior de la lengua. Estas áreas carecen de las papilas normales y crean la apariencia distintiva de «islas» que caracteriza a la lengua geográfica.

Cambios frecuentes 

Las lesiones en la lengua geográfica tienden a exhibir cambios frecuentes en su ubicación, tamaño y forma. Este aspecto dinámico contribuye a la naturaleza migratoria de las lesiones.

Molestias y dolor 

Algunas personas pueden experimentar molestias, dolor o sensación de ardor, especialmente al consumir alimentos picantes o ácidos. Estas sensaciones son variables y no siempre están presentes en todos los casos.

Duración variable 

La lengua geográfica puede persistir durante días, meses o incluso años. Aunque la condición a menudo se resuelve de manera espontánea, existe la posibilidad de que vuelva a aparecer en el futuro.

¿Cuándo consultar al médico?

La lengua geográfica, aunque generalmente es una afección menor, puede llegar a ser molesta en ciertos casos. Sin embargo, las lesiones en la lengua también pueden indicar condiciones más graves o enfermedades sistémicas. Se recomienda consultar a un médico o dentista si se presentan lesiones en la lengua que persisten más de 10 días. Esta precaución busca descartar posibles complicaciones y garantizar una evaluación adecuada de la salud bucal y general.

Posibles complicaciones de la lengua geográfica 

La lengua geográfica, caracterizada por lesiones benignas y transitorias, no presenta complicaciones a largo plazo ni incrementa el riesgo de padecer problemas de salud graves. Aunque esta condición no representa una amenaza para la salud, es común que se experimente ansiedad relacionada con la afección, y esto puede deberse a diversas razones:

  • Aspecto visual: la presencia de lesiones en la lengua, que a menudo se asemejan a «islas» rojas y lisas, puede generar preocupación estética, especialmente si las lesiones son visibles. La preocupación por el aspecto de la lengua puede ocasionar sentimientos de vergüenza o incomodidad.
  • Percepción de la gravedad: aunque la lengua geográfica es benigna, la apariencia inusual de las lesiones puede desencadenar ansiedad relacionada con la percepción de la gravedad de la afección. La dificultad para convencerse de que no se trata de algo grave es una preocupación común.

Es importante destacar que estas cuestiones no están relacionadas con complicaciones médicas reales, sino más bien con la percepción y la estigmatización asociada a la apariencia de la lengua. 

En la mayoría de los casos, la lengua geográfica se resuelve por sí sola y no requiere tratamiento específico. Sin embargo, si la ansiedad persiste o afecta significativamente la calidad de vida, se puede considerar la orientación y el apoyo emocional, como hablar con un profesional de la salud o un consejero, para abordar estas preocupaciones desde una perspectiva integral.

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenidx a la web de la Dra. Cristina Viyuela. ¿En qué podemos ayudarte?