Skip to main content
Patologías

Candidiasis oral, ¿por qué tenemos hongos en la boca?

Cientos de bacterias y hongos viven en nuestro cuerpo, y aunque la gran mayoría son inofensivos para nosotros, otros pueden provocar infecciones en condiciones concretas. Este es el caso de los hongos en la boca, el cual puede provocar hongos en nuestra boca. Esta afección suele afectar especialmente a bebés y madres en gestación, y aunque nadie está libre de padecerla, sí existen una serie de consejos para tratar de evitarla. En nuestra Clínica dental en Madrid CRISTINA VIYUELA nos preocupa la boca de nuestros pacientes en su totalidad. Te contamos los secretos para tratar esta enfermedad e intentar evitarla.

Que es la candidiasis oral

La candidiasis oral, también conocida como candidiasis bucal, es una infección fúngica causada por un tipo de levadura llamada Candida albicans. Esta infección se manifiesta en la boca y la garganta, principalmente en la lengua, las mejillas internas, el paladar, las encías y la garganta.

Los síntomas de la candidiasis oral

Parches blancos cremosos o placas en la boca: Estos pueden ser dolorosos y a menudo se pueden desprender, dejando áreas enrojecidas e irritadas.
Sensación de ardor o dolor: Puede haber molestias al tragar o al comer alimentos picantes o ácidos.
Cambios en el gusto: Algunas personas experimentan un sabor metálico o desagradable en la boca.
Enrojecimiento e irritación: Las áreas afectadas pueden estar enrojecidas, sensibles e irritadas.
La candidiasis oral suele ocurrir en personas con un sistema inmunológico debilitado, en bebés, adultos mayores, personas con diabetes, usuarios de prótesis dentales mal ajustadas, personas que toman antibióticos de manera prolongada o quienes tienen hábitos de higiene bucal deficientes.

Hongos en la boca y candidiasis oral, ¿es lo mismo?

Podríamos decir que sí nos referimos a lo mismo cuando hablamos de hongos en la boca y candidiasis oral. La candidiasis oral está causada por un hongo llamado cándida. La cándida siempre está presente en la flora de la boca, pero no se expande. Nuestro sistema inmunitario y ciertos microbios que también habitan normalmente en nuestra boca mantienen controlado a este hongo, pero cuando el sistema inmunitario está débil o cuando las bacterias mueren, el hongo puede multiplicarse descontroladamente. Existen una serie de desencadenantes que pueden hacer que se desencadenen los hongos en la boca, por ello es importante tomar precauciones para que esto no suceda.

Cabe señalar que la candidiasis oral no provoca molestias. Aparece en forma de manchas blancas que se pueden desprender quedando una superficie más o menos sangrante o rojiza. Se trata de una serie de erupciones o brotes del tipo cutáneo, las cuales en muchas ocasiones pueden presentar ardor. También pueden aparecer grietas en las comisuras de la boca o nódulos ligeramente sobreelevados de color blanco o rojizo.

¿Cuáles son las causas de los hongos en la boca?

Las personas que tienen un mayor riego a sufrir infección por hongos en la boca serían:

  • Los bebés recién nacidos son más propensos a tener hongos en la boca.
  • Pacientes con prótesis dentales removibles.
  • Los adultos con diabetes u otros trastornos metabólicos.
  • Las personas con xerostomía. Esta patología hace referencia a la sensación de tener la boca seca constantemente. Puede aparecer por distintas causas, y los pacientes mayores de 50 años son los más propensos a padecerla. La aparición de boca seca o xerostomía puede dificultar acciones tan cotidianas y simples como hablar, comer o tragar. Además, la falta de saliva puede ser un problema para nuestra salud bucodental, de ahí la importancia de vigilarla.
  • Las personas sometidas a tratamiento con antibióticos o quimioterapia.
  • Pacientes con una dieta incorrecta.
  • Las personas con sistema inmunológico debilitado.

Tratamiento de la candidiasis oral

El tratamiento de la candidiasis oral generalmente implica el uso de antifúngicos para eliminar la infección por Candida albicans. Aquí hay algunas opciones comunes de tratamiento:

  • Enjuagues bucales antifúngicos: Los enjuagues con soluciones antifúngicas se utilizan para enjuagar y mantener la boca limpia. Pueden contener agentes como nistatina, clotrimazol o soluciones de bicarbonato de sodio.
  • Geles o cremas tópicas: Algunos antifúngicos vienen en forma de geles o cremas que se aplican directamente sobre las áreas afectadas en la boca. Estos se usan con aplicadores específicos o se aplican con el dedo limpio.
  • Pastillas o tabletas antifúngicas: En casos más severos o recurrentes, el médico puede recetar pastillas o tabletas que contienen antifúngicos como fluconazol o itraconazol. Estos medicamentos se toman por vía oral y actúan en todo el cuerpo para combatir la infección.
  • Tratamiento de las causas subyacentes: Si la candidiasis oral está relacionada con condiciones como diabetes, deficiencias inmunológicas u otros problemas médicos, es crucial tratar estas condiciones subyacentes para prevenir recurrencias.

Es importante seguir las indicaciones médicas para el uso correcto de los antifúngicos y completar el curso de tratamiento, incluso si los síntomas desaparecen antes. Además del tratamiento, mejorar la higiene bucal, como cepillarse los dientes dos veces al día, usar hilo dental y mantener una dieta equilibrada, puede ayudar a prevenir la reaparición de la candidiasis oral.

Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud, preferiblemente un odontólogo o médico especializado en enfermedades bucales, para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado a la situación específica.

Tiempo de tratamiento

La duración del tratamiento y el tiempo que tarda en desaparecer la candidiasis oral pueden variar dependiendo de varios factores, como la gravedad de la infección, la salud general del paciente y si se están siguiendo adecuadamente las indicaciones médicas.

En general, con un tratamiento adecuado, la candidiasis oral suele mejorar significativamente en una o dos semanas. Los síntomas como la aparición de manchas blancas o placas cremosas suelen disminuir durante este tiempo. Sin embargo, en algunos casos más graves o si existen condiciones subyacentes que debilitan el sistema inmunológico, la recuperación puede tardar más tiempo.

Es esencial seguir el tratamiento completo prescrito por el profesional de la salud, incluso si los síntomas desaparecen antes. Esto ayuda a asegurar la erradicación completa de la infección y a prevenir recaídas. Además, mantener una buena higiene bucal y seguir las recomendaciones para fortalecer el sistema inmunológico puede acelerar el proceso de curación y prevenir futuras infecciones. Si los síntomas persisten o empeoran, siempre es importante consultar nuevamente al profesional de la salud para ajustar el tratamiento si es necesario.

 ¿Cómo Curar Los Hongos En La Boca? - Clínica Cristina Viyuela

Otras patologías que pueden confundir el diagnóstico

La candidiasis oral puede confundirse con varias afecciones bucales debido a síntomas similares. Algunas de las afecciones que pueden ser confundidas con la candidiasis oral incluyen:

  • Leucoplasia: Una afección caracterizada por manchas blancas en la boca, que pueden ser el resultado de irritación crónica. A diferencia de la candidiasis, estas manchas no se desprenden fácilmente y pueden ser un signo de irritación o lesión crónica en la mucosa bucal.
  • Liquen plano oral: Provoca parches blancos, líneas finas o áreas rojas en la mucosa oral. Estos parches pueden ser similares a los de la candidiasis, pero en el liquen plano oral, generalmente hay un patrón característico de líneas finas blancas llamadas estriaciones de Wickham.
  • Leucoplasia pilosa: A menudo afecta a personas con sistemas inmunitarios debilitados, como aquellas con VIH/SIDA. Se manifiesta como parches blancos que pueden tener un aspecto peludo en la lengua, pero no se desprenden fácilmente como en la candidiasis.
  • Infecciones virales: Algunas infecciones virales como el virus del herpes pueden causar lesiones en la boca, como llagas o ampollas, que podrían ser confundidas con la candidiasis en ciertos casos.

Es esencial obtener un diagnóstico preciso, ya que el tratamiento varía según la afección. Un profesional de la salud, como un odontólogo o un médico especializado en enfermedades bucales, puede realizar un examen adecuado y, si es necesario, tomar muestras para análisis para confirmar la presencia de Candida albicans o descartar otras condiciones.

En CRISTINA VIYUELA siempre decimos que el mejor tratamiento es la prevención, no olvides ser exhaustivo con tu higiene diaria. Además, tampoco puedes obviar las profilaxis y limpiezas dentales profesionales cada seis meses. ¿Necesitas más información o te ha quedado alguna duda? Infórmate sin ningún compromiso, ¡pide ya tu cita en nuestra clínica de Gran Vía Hortaleza o en la  clínica de la calle Zurbano!

Un abrazo.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenidx a la web de la Dra. Cristina Viyuela. ¿En qué podemos ayudarte?