Ya os hablamos de la importancia de la higiene dental para prevenir enfermedades y problemas bucodentales. En el anterior post sobre este tema, nos referimos al hábito más importante de higiene dental, el cepillado. Como no hay dos sin tres, os vamos a hablar hoy de la importancia de combinar el cepillado con otros hábitos: la seda dental, los colutorios y los irrigadores dentales. Todo método de prevención oral es poco, así que os recuerdo que, además de aprender una buena higiene oral, es importante que os hagáis revisiones odontológicas periódicas y  limpiezas dentales profesionales.

El uso de seda dental  es el siguiente aspecto a tener en cuenta en una correcta higiene dental, para limpiar esos espacios entre los dientes, a los que no se puede acceder con el cepillado. Se recomienda que sea una seda dental con cera, que facilite el paso entre los dientes, utilizando siempre una zona de seda limpia para cada espacio interproximal.

Al igual que con el cepillado, se aconseja utilizar la seda dental después de cada comida, pero si esto no resulta posible, al menos siempre hay que usarla después del cepillado de la noche, para eliminar todos los restos de placa y alimentos.

El siguiente hábito correcto de higiene dental será el uso de enjuagues o colutorios.  Es muy importante que el colutorio no contenga alcohol en su composición, ya que a medio y largo plazo puede afectar a las encías, los dientes, alterar la flora normla de la boca y además es cancerígeno.

higiene dental

Preguntanos sobre el mejor colutorio para tu caso y situación.

El colutorio no es un tratamiento que se recomiende sin más. Un colutorio estará indicado en caso de problemas como la gingivitis o la enfermedad periodontal, siempre atendiendo a las indicaciones de los odontólogos o higienistas en cuanto a la duración del tratamiento, ya que pueden contener  clorhexidina en su composición, que tiene un alto poder antibacteriano, pero causa efectos secundarios con usos prolongados.

Por si solo, un colutorio, no es suficiente para mantener una higiene dental correcta, siempre ha de combinarse con el uso del cepillo dental y la seda dental.

Por último, otro hábito recomendado para la higiene dental es el uso de Irrigadores dentales, gracias a los cuales se puede acceder a zonas de  más difícil acceso, o zonas de prótesis dentales como puentes, coronas o implantes. Es de gran ayuda para pacientes con carillas dentales, para limpiar y dar un masaje a las encías. Los irrigadores dentales, funcionan aplicando agua o enjuague con diferente potencia, pero siempre habrá que combinar su uso con el cepillado dental y la seda dental.

Espero que os hayan sido de uso estos consejos y, ya sabéis, para cualquier duda o consulta sobre higiene dental no dudéis en acudir a la Clínica Dental CRISTINA VIYUELA + CO.

Escrito por Julia López, higienista dental del equipo de Clinica Dental CRISTINA VIYUELA + CO