Si tienes dudas sobre las fundas dentales y las carillas o no tienes muy claro qué son y para qué sirven, quédate a leer este artículo. Te vamos a explicar todo de forma muy sencilla para que entiendas bien las diferencias entre ambos tratamientos.

La principal diferencia entre carillas y fundas radica en que las primeras solo cumplen una función estética y las segundas, por su parte, además de mejorar la estética de la sonrisa también aportan funcionalidad a la cavidad oral.

Carillas y fundas dentales: ¿Qué son?

  1. Carillas dentales

Las carillas dentales son láminas muy finas de composite o porcelana, que se adhieren a la parte frontal del diente natural. Forman parte de los tratamientos de estética dental, ya que nos permiten mejorar la sonrisa de forma sencilla. Además, a través de un tratamiento de carillas podemos eliminar pequeños problemas estéticos, como malposiciones leves, manchas dentales, dientes oscuros, diastemas dentales, etc.

La particularidad de la carilla frente a la funda es que la primera no aporta ningún tipo de funcionalidad. Es decir, solamente se usan para mejorar la estética. En ningún caso intervienen en los aspectos funcionales de la boca, como la masticación, el habla etc.

Hoy en día existen muchos tipos de carillas dentales. Suelen dividirse en función del material empleado para su fabricación. Las carillas de porcelana, como las carillas Lumineers, son mucho más estéticas y duraderas. Se fabrican en exclusiva para un paciente concreto y se mimetizan perfectamente con el diente natural. El resultado es un aspecto muy agradable y muy similar al de la sonrisa natural.

La Doctora Cristina Viyuela ha desarrollado las carillas dentales de disilicato de litio. Se trata de una opción altamente estética, que aporta numerosas ventajas al paciente. Gracias a esta porcelana tan vanguardista, se mejora la durabilidad de las carillas. También se asemejan muchísimo al diente natural y son ultrafinas.

Por su parte, las carillas dentales de composite son mucho más baratas que las de porcelana. También mejoran la estética dental, pero su durabilidad es menor. Además, no se fabrican en exclusiva. No obstante, en la Clínica Dental Cristina Viyuela + CO tenemos una amplia variedad de tonalidades y tamaños para nuestras carillas de composite.

  1. Fundas dentales

Las fundas dentales, también conocidas como coronas dentales, son básicamente fundas que se colocan alrededor de un diente o un implante dental. Por lo tanto, además de optimizar la estética dental, también mejoran la funcionalidad. Podríamos decir que se trata de un diente fabricado en el laboratorio protésico, con el objetivo de solventar diferentes afecciones orales.

Una de las diferencias entre carillas y coronas radica, precisamente, en que las últimas pueden usarse en cualquier diente, mejorando su estética y funcionalidad.

Principales diferencias entre fundas y coronas dentales

  1. ¿Dónde se colocan?

La diferencia más notable es que la carilla solo se coloca en la parte frontal del diente natural. Sin embargo, la funda cubre todo el diente. Por lo tanto, las carillas cumplen una función estética y las coronas también mejoran la funcionalidad de la cavidad bucodental. Dependiendo del paciente y el objetivo a conseguir, en la clínica dental se plantea un tratamiento u otro. A veces, se propone una combinación de ambos tratamientos.

  1. ¿Necesitan tallado del diente?

Para colocar las carillas dentales apenas hay que tallar el diente natural. En muchos casos no es necesario, pero si lo fuera el tallado es mínimo. Por el contrario, para colocar fundas dentales debemos tallar el diente original unos 2 milímetros. De esta forma conseguimos encajar la corona perfectamente en el espacio destinado a ello. No obstante, este procedimiento no es doloroso, ya que se hace bajo los efectos de la anestesia local.

  1. ¿Para qué sirven?

Las carillas dentales cumplen una función estética. Sí que solventan pequeños problemas de alineación o malposiciones dentales, pero nada más. Son ideales para dientes muy manchados u oscurecidos. Sin embargo, las coronas van un paso más allá. Son necesarias en pacientes que han tenido que someterse a un tratamiento con implantes dentales. Si a causa de una periodontitis se ha perdido algún diente, las fundas son imprescindibles.

  1. ¿De qué material están fabricadas?

El material de fabricación de las carillas y las fundas dentales también es diferente. Como te hemos contado antes, las carillas pueden ser de porcelana o composite. Siendo las primeras mucho más duraderas y estéticas que las segundas. Las coronas, por su parte, pueden ser de porcelana, metal-porcelana o zirconio.

Las fundas de porcelana o zirconio son las más estéticas, debido a que tienen una transparencia muy superior y es más fácil lograr el color natural del diente. Sin embargo, las de metal-porcelana son más económicas. Estas últimas suelen dejar a la vista un pequeño halo metálico, que quedaría cerca de las encías. En las clínicas dentales, solemos recurrir a las fundas de metal-porcelana para dientes que no son visibles de forma natural.

En la Clínica Dental Cristina Viyuela + CO analizamos detenidamente las necesidades de cada paciente. Tras ello apostamos por el diseño de sonrisas personalizado. De esta forma podemos aconsejarte sobre qué tipo de tratamiento de odontología estética es el más indicado para ti.

Además, si tus problemas dentales son más notables, la ortodoncia invisible podría convertirse en tu mejor aliada. Nuestros tratamientos con Invisalign mejoran la estética y funcionalidad de la sonrisa sin tener que recurrir a los incómodos brackets. ¡Pregúntanos!

Pide tu cita ya en la Clínica Dental Cristina Viyuela + CO y mejora tu salud bucodental. Nosotros te diseñamos una sonrisa fabulosa. La primera consulta es completamente gratuita. ¿A qué estás esperando para apostar por unos dientes blancos, bonitos y saludables?