Skip to main content
Patologías

Encías retraídas: ¿qué son y cómo se solucionan?

Las encías retraídas son una de las consecuencias más notables de las enfermedades periodontales. Pese a lo que puedas pensar se trata de una afección bastante común, que afecta cada vez a más personas en el mundo. El motivo de que esto suceda así es la falta de higiene bucodental y la aparición de patologías periodontales.

Si tus hábitos cotidianos no son saludables es muy probable que desarrolles enfermedades bucodentales, relacionadas con la periodoncia. Por ello, el mejor consejo que podemos ofrecerte desde la Clínica Dental Cristina Viyuela + CO es que cuides tu sonrisa de la mejor forma posible. Te aconsejamos seguir rutinas de higiene bucodental óptimas, además de llevar hábitos alimenticios saludables y visitar periódicamente a tu dentista.

La retracción de las encías se ha convertido en un problema muy común. Muchos pacientes acuden a la clínica dental por el efecto antiestético de esta afección. No obstante, los problemas que se originan por la pérdida de encías son mucho más graves a nivel de salud. Si tus encías están retraídas y ya empieza a verse parte de la raíz de tus dientes no esperes más y pide cita en la consulta de tu odontólogo. Un buen especialista en periodoncia te garantizará una sonrisa maravillosa.

¿Qué son las encías retraídas?

Las encías están constituidas por un tejido conectivo muy denso, cubierto de mucosa y epitelio. Tienen tres porciones: la primera es la interdental, que se encuentra en el espacio entre los dientes y tiene una forma cónica. La segunda parte rodea las piezas dentales y se llama encía libre; es la situada en el borde del tejido. La tercera se denomina adherida, ya que se fija a los dientes. Cada una tiene importancia clínica, como verás a lo largo de este artículo.

Una encía sana debe tener un aspecto brillante, no sangrar y cubrir una parte de los dientes, protegiéndolos. Cuando hay recesión gingival, se descubre lo que suele estar oculto. El cuello es la zona que se encuentra entre la corona y la raíz y resulta muy sensible a los estímulos táctiles, químicos o térmicos. Si al tomar un helado sientes dolor, es posible que sea a causa de la exposición de los cuellos en algunas piezas. En los casos más severos también es visible la raíz.

La Clínica dental Cristina Viyuela + CO tiene como norte el diseño de las sonrisas, y unas encías sanas son determinantes en este sentido. La retracción de encías es una de las patologías que con más frecuencia vemos, porque su incidencia va del 8 % en la infancia hasta casi el 100 % después de los 50 años de edad. En la mayoría de los casos evidencia una enfermedad, ya que la recesión gingival puede ser una alteración por sí misma, o la manifestación de un problema más complejo.

La doctora Cristina Viyuela, nuestra directora médica, es una odontóloga pionera y formadora para todo lo relacionado con los tratamientos Invisalign. Se ha dedicado a crear sonrisas que guarden armonía con las facciones de los pacientes, personalizando sus tratamientos para aumentar la autoestima de cada uno.

Pero ¿por qué son exactaente las encías retraídas? Esta alteración ocurre porque estamos ante un tejido delicado, que se expone constantemente a muchos factores nocivos. Entran en juego la placa bacteriana, los traumatismos crónicos, los problemas circulatorios o inmunológicos y algunas enfermedades sistémicas. Atentan contra esa encía intacta, brillante y bonita que todos queremos tener. Vamos a explicarte los principales motivos en los próximos apartados para que puedas conocerlos bien, y así prevenir la aparición de este problema.

Causas de las encías retraídas

Son muchas las causas que posibilitan las encías retraídas. Para que tengas muy claro los motivos por los que se da está condición vamos a explicártelas todas.

  1. Enfermedad periodontal

Las enfermedades periodontales son un grupo de patologías orales que se producen alrededor del periodonto y afectan a los tejidos que rodean cada una de tus piezas dentales. También debilitan el hueso, pudiendo provocar la pérdida del diente afectado. Estas patologías pasan por dos estadios muy diferentes. Al principio la enfermedad es completamente reversible, pero si avanza sin control el tratamiento es cada vez más complicado:

  • Gingivitis: se trata de la primera etapa de la enfermedad periodontal. Suele estar ocasionada por los malos hábitos de higiene oral o la carencia de ella. La acumulación de placa bacteriana en las piezas dentales y bajo la línea de las encías provoca la aparición de cálculo o sarro dental. Solo puedes eliminar el sarro a través de una limpieza dental profesional. Los síntomas que notarás si padeces gingivitis son variados, pero suelen destacar por la inflamación y dolor de encías, así como el sangrado gingival. Si sangras al cepillarte los dientes ten claro que no es algo normal. Visita de inmediato la clínica dental para evitar riesgos innecesarios.
  • Periodontitis: cuando la gingivitis no se trata correctamente evoluciona negativamente hacia la periodontitis o piorrea. Ese cálculo dental que está dañando a los dientes comienza a formar las bolsas periodontales, que afectan a la raíz de tus piezas dentales. De esta forma, el hueso que soporta a los dientes va perdiendo fuerza, pudiendo desembocar en la pérdida de dientes.
  1. Cepillado dental agresivo

Por paradójico que pueda parecer hay ocasiones en las que el cepillado dental excesivo puede posibilitar las encías retraídas. Además, ejercer demasiada presión durante el cepillado o utilizar cepillos de dientes de cerdas muy duras, está completamente contraindicado. Estas acciones pueden hacer que tus encías se retraigan, debido a un debilitamiento de los tejidos que las forman. Si no sabes cómo debes cepillarte los dientes con seguridad, en la Clínica Dental Cristina Viyuela + CO podemos ayudarte.

  1. Traumatismos o golpes orales

Un simple traumatismo o golpe en la boca es otra de las causas que pueden ocasionar la retracción gingival. Esto se debe a la pérdida, tras el traumatismo, de tejido en la zona de las encías.

  1. Ineficaces tratamientos de ortodoncia

A veces un simple tratamiento de ortodoncia mal planteado puede generar otras afecciones bucodentales. En estos casos, contar con buen ortodoncista es prioritario.

  1. Hábitos poco saludables

Fumar de forma continuada es un hábito muy perjudicial para la salud en general. Además, el tabaco es uno de los principales enemigos de tu sonrisa. El humo del tabaco y todos los químicos que lo componen propician que el sistema inmunológico se vea afectado por las bacterias de la boca. En muchos casos, el tabaco enmascara los síntomas de patologías periodontales, como el sangrado de encías, haciendo más complicado el diagnóstico de la enfermedad.

Principales síntomas de las encías retraídas

Si tienes las encías retraídas seguro que te has dado cuenta rápidamente. Solo con sonreír podrás notar cómo tus encías muestran más diente del que debieran. No obstante, el proceso de pérdida de tejido es paulatino. Si el diagnóstico se hace a tiempo es probable que podamos realizar un tratamiento mínimamente invasivo.

  • Estética: como ya te hemos dicho, el principal síntoma o signo de la retracción gingival es estético. Las encías comienzan a reducirse, permitiendo que el diente quede más expuesto. A veces las raíces dentales se hacen muy visibles.
  • Sensibilidad dental: la aparición de sensibilidad ante el consumo de alimentos fríos o calientes es una señal de alarma.
  • Caries en los dientes: si tienes las encías retraídas es muy posible que exista una afección bucodental más importante. Cuando la higiene oral no es correcta o existen acúmulos de placa bacteriana en los dientes, la formación de caries es una consecuencia segura. En el caso de pacientes con retracción gingival esas caries pueden aparecer incluso en las raíces visibles.
  • Movilidad dental: si la afección que padeces está producida por la enfermedad periodontal avanzada ya habrá comenzado a producirse la afectación del hueso. Por lo tanto, los dientes podrían moverse sin motivo aparente.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas te recomendamos que vengas a nuestra Clínica Dental Cristina Viyuela + CO. Los profesionales que te atenderán harán lo posible por diseñar tratamientos personalizados para salvaguardar tu salud oral.

¿Cómo prevenir la pérdida de encías?

Si has llegado hasta aquí seguro que ya sabes cuáles son las principales causas de las encías retraídas. Por lo tanto, tendrás claro que la higiene bucodental es uno de los caballos de batalla para evitar la afección.

La higiene dental se convierte en tu mejor aliada para tener una sonrisa maravillosa. Cepillar tus dientes entre dos y tres veces al día es la clave. Y no te olvides del uso de la seda dental, cepillos interproximales y los colutorios orales más adecuados. Los irrigadores bucales son herramientas que también te ayudarán a optimizar tus rutinas de higiene oral.

Utiliza siempre cepillos de dientes de cerdas suaves, sin hacer demasiada presión sobre tus piezas dentales. Seguir una buena técnica de cepillado es clave en todo este proceso. Por lo menos una vez al año es conveniente que acudas a la clínica dental para realizarte una profilaxis de dientes profesional. El higienista dental eliminará los acúmulos de sarro y la placa bacteriana alojada en tus dientes.

La enfermedad periodontal

Antes de explicar este grupo de enfermedades que afectan a la retracción de encías es necesario que sepas lo que es el periodonto. Se trata del conjunto de elementos anatómicos que tienen la función de proteger y sujetar los dientes en su sitio. Las piezas dentales están alojadas en cavidades situadas en los dos maxilares, formadas por lo que se llama el hueso alveolar. Se fijan de una forma muy estable, y para ello intervienen la encía, el ligamento periodontal y el cemento radicular.

La periodoncia entonces es la rama de la odontología que se encarga de prevenir y tratar las patologías que afectan al periodonto. De progresar, estas alteraciones se hacen crónicas y destruyen los tejidos blandos. Además, quien padece estas enfermedades tiene altas posibilidades de sufrir repercusiones en órganos distantes. Divulgar las medidas de prevención es esencial para frenar este problema, que figura entre las más frecuentes causas de la retracción de encías. Vamos a revisar cuáles son las etapas de la periodontitis.

Retraccion-Encias

La gingivitis

Es la fase inicial y lo que ocurre es que la placa bacteriana que queda retenida bajo la encía libre se transforma en sarro. Esta sustancia endurecida causa irritación e inflamación. La incidencia es alta, porque afecta al 91 % de la población adulta, y en algunas ocasiones puede empezar en la adolescencia. El síntoma principal es el sangrado de la encía, pero pueden presentarse otros signos:

  • Encías hinchadas y de color oscuro.
  • Dolor al tacto.
  • El cepillo de dientes se tiñe de sangre.
  • Escupir sangre después de utilizar el hilo dental.
  • Mal aliento.

La gingivitis es totalmente reversible siempre que se trate, y la clave es mejorar la higiene de la cavidad oral. El hilo dental o los cepillos interdentales retiran la placa bacteriana en un elevado porcentaje. Utilizar un colutorio antibacteriano te permite llegar a los espacios poco accesibles gracias a su vehículo líquido. Las visitas al odontólogo para realizar limpiezas frecuentes es otro aspecto fundamental en el tratamiento y la prevención de esta patología.

La periodontitis

Al avanzar sin recibir atención, las gingivitis se transforman irremediablemente en periodontitis. En esta etapa se lesiona progresivamente el aparato de inserción de los dientes, el periodonto. Cuando esto ocurre, la enfermedad ya es grave, e irreversible en muchos casos. Según la Organización Mundial de la Salud, afecta a cerca del 20 % de los adultos a los 40 años. Cuando hay periodontitis, los síntomas de la gingivitis persisten y además se suman los que verás a continuación:

  • Las encías se retraen y los dientes se ven más largos de lo normal.
  • Las piezas dentales se aflojan.
  • Hay dolor al masticar.
  • Se presenta supuración en las encías.
  • Existe hipersensibilidad, por estar al descubierto los cuellos de los dientes.

El proceso patológico más importante en esta etapa es la formación de bolsas periodontales, que pueden aparecer en varios puntos de la dentadura. La encía libre, y más adelante la adherida, se separan del diente. En ese espacio se acumula sarro y proliferan las colonias bacterianas, lo que deteriora poco a poco el ligamento periodontal y el cemento radicular.

El tamaño de las bolsas periodontales es determinante a la hora de elegir los tratamientos. En el procedimiento de sondaje periodontal se inserta una sonda milimetrada entre la encía y el diente y se mide la profundidad en toda la periferia del diente.

Si las bolsas periodontales tienen una profundidad de más de cinco milímetros, procede realizar un tratamiento que se llama curetaje. Se utilizan instrumentos especiales para realizar un raspado y alisado radicular, que elimina a mano los depósitos. Además, el tratamiento se complementa con ultrasonidos para desprender los fragmentos más pequeños. El propósito es que la encía recupere su posición normal, cubriendo la pieza dental.

Sin tratamiento, las bolsas periodontales crecen y cada vez entran a más profundidad. En las etapas avanzadas se destruye todo el periodonto. Este proceso incluye la reabsorción del hueso; los alvéolos aumentan de tamaño y ya no se ajustan a las piezas dentales, que se mueven. Al final los dientes se aflojan y se pierden.

Encías retraídas y su relación con las enfermedades sistémicas

Antes te contábamos que la periodontitis puede ser lesiva para los órganos distantes. Efectivamente, se ha demostrado su relación con la aparición de venas varicosas, infarto del miocardio, endocarditis bacteriana y trombosis. También pueden presentarse infecciones respiratorias. Esto sucede porque las bacterias pasan a la sangre desde las encías o por aspiración de los exudados procedentes de la boca.

Además, en los diabéticos, el control de los niveles de azúcar en sangre es más difícil y aumenta la frecuencia de enfermedades renales. En las embarazadas se presentan complicaciones como bajo peso al nacer y parto prematuro.

Retraccion-Encias

 

Tratamientos para las encías retraídas

Antes de proceder a planificar un tratamiento que solucione las encías retraídas es importante conocer la raíz de la afección. Es decir, necesitamos saber a ciencia cierta qué está causando la pérdida de encía.

Con un diagnóstico efectivo lo primero que debemos hacer es solventar el problema primario. Si las encías se están perdiendo a causa de una periodontitis lo más importante es tratar esta enfermedad de inmediato. Así evitamos que la patología siga afectando tu salud dental. En el caso de que todo se deba a un cepillado agresivo, será importante que conozcas las mejores técnicas de cepillado y que comiences a ponerlas en práctica de inmediato.

Con toda esta información y los tratamientos para solucionar las distintas afecciones en marcha y ofreciendo sus buenos resultados es el momento de volver a dotar a tu sonrisa de la estética que mereces. Para ello podemos realizar un injerto de encías.

¿Qué es el injerto de encías?

Se trata de un procedimiento quirúrgico muy sencillo y seguro que nos permite aumentar el tamaño de la sonrisa gingival. Con tejido procedente del paladar cubrimos de nuevo la parte del diente expuesta, aumentando el tamaño de la encía.

El tratamiento es poco invasivo y no requiere demasiados puntos de sutura. El resultado es una sonrisa fabulosa, muy estética y saludable.

Si tienes las encías retraídas o padeces alguna enfermedad periodontal puedes pedir cita online en la Clínica Dental Cristina Viyuela + CO. La primera consulta es completamente gratis y nos aseguraremos de ofrecerte los mejores tratamientos para que cuentes con la mejor sonrisa que puedas imaginar.

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenidx a la web de la Dra. Cristina Viyuela. ¿En qué podemos ayudarte?