¡Hola a todos! ¿Cómo estáis?
Ya ha pasado un mes más de todos nuestros tratamientos con Invisalign.  ¿Y cómo lo lleváis? ¿Os sentís a gusto con los aparatos de ortodoncia que la Dra. Viyuela os recomendó? ¡Seguro que para todos, incluida yo, la respuesta es SÍ! El sábado pasado, visitando uno de los monumentos más conocidos de Madrid, el Templo de Debod (os recomiendo ir a verlo), me puse a pensar en lo cómodo y estético que resulta llevar Invisalign mientras veía las fotos que me había hecho y que más abajo os enseño.

TEMPLO 1

No hay nada más agradable que llevar ortodoncia y que ni tú ni los demás lo noten. Todas tus fotos o videos de aquellos momentos especiales no van a llevar el recuerdo de que por aquel tiempo llevabas aparato para recolocar tus dientes. Mirad mis fotos, ¿a que no se me notan para nada? ¡Resulta tan gratificante!

Y la comodidad no termina ahí. El sábado fue un día completo ya que por la noche me fui a cenar y después a ver una película al cine. A la hora de la cena no tienes que estar pensando qué puedes y qué no tomar ya que en un segundo te has quitado los alienadores y los guardas en su caja. Después de cenar, te los vuelves a poner (sin haber olvidado que hay que lavarse los dientes) y en el cine puedes seguir con ellos sin estar pensando si tendrás algo verde entre los dientes.

FOTO 2

Por supuesto, si os apetecen, podéis comer palomitas y chuches. Reconozco que a mí me encantan. ¡Se acabaron las limitaciones con Invisalign! ¿Vosotros cómo habéis pasado el finde? ¿Alguna anécdota con Invisalign? ¡Contadme!

FOTO III

Andrea Serralta y equipo Cristina Viyuela + CO