Dejar de fumar y consecuencias en tu boca - Clínica CRISTINA VIYUELA

Dejar de fumar es uno de los propósitos que más se repiten con la entrada de cada año. Y es que se trata de un hábito nocivo que afecta de manera muy negativa a nuestro organismo. Es el desencadenante de muchas enfermedades, incluidas las bucodentales. Por si todavía no te has decidido, en nuestra Clínica CRISTINA VIYUELA te damos más motivos por los que deberías dejar de fumar. Sigue leyendo si quieres saber las consecuencias que puede tener el tabaquismo en tu boca.

¿Por qué deberías dejar de fumar?

Sabemos que fumar es malo en todos los sentidos, pero a nuestra boca le sumamos el agravante de que sufre los efectos negativos de manera directa. La boca es el acceso principal para la entrada del humo del tabaco hacia nuestro organismo, y por tanto nuestros dientes y encías son los principales perjudicados diariamente. Dejar de fumar se convierte por ello en una excelente idea para nuestra salud bucodental. Y es que, si echásemos un vistazo a la lista de peligros que acarrea el tabaquismo a nuestra boca, a más de uno se le irían las ganas. Desde nuestra Clínica CRISTINA VIYUELA te enumeramos los principales peligros, para que te plantees dejar de fumar.

 Dejar de fumar y consecuencias en tu boca - Clínica CRISTINA VIYUELA

Tus encías, las grandes perjudicadas

Los fumadores presentan un riesgo entre 2 y 6 veces mayor de sufrir enfermedad periodontal que los no fumadores.

La causa principal de las temidas enfermedades de las encías es la acumulación de placa en las superficies dentales. Esta placa está compuesta principalmente por bacterias que producen toxinas que destruyen los tejidos que soportan los dientes, causando gingivitis y la periodontitis.

Muchos estudios afirman que los fumadores tienen una mayor acumulación de placa que los no fumadores. También está demostrado que las bacterias presentes en esta placa son más agresivas y pueden causar formas más severas de la enfermedad periodontal.

Pero no sólo eso, las enfermedades periodontales deben tratarse con la mayor brevedad posible. El primer signo de alerta es el sangrado de encías. Sin embargo, el tabaco, enmascara la inflamación de las encías y éstas sangran menos pese a estar inflamadas. Esto hace que el paciente fumador no detecte la primera señal de alerta y la enfermedad de las encías avance sigilosamente, hasta que las consecuencias ya son fatales. ¿No tienes ganas ahora de dejar de fumar?

¿Debería dejar de fumar para no perder los dientes?

Aunque pueda parecer un tanto exagerado, la respuesta es que sí. Y en que la última y más grave consecuencia de las enfermedades periodontales es la pérdida de dientes. Los tejidos que soportan al diente se van debilitando y absorbiendo, hasta provocar la exposición de las raíces y consecuentemente la pérdida de dientes.

Aliento menos fresco

Otro motivo para dejar de fumar es que tu aliento mejorará notablemente. El tabaquismo provoca halitosis, y es que, además del olor característico que deja el cigarrillo, se producen modificaciones en la cantidad y calidad de la saliva sobre la flora microbiana bucal. La combinación de todo ello provoca que aparezca mal aliento de manera casi inevitable

A más cigarrillos, más riesgo de caries

Como ya te hemos dicho, fumar reduce la producción de saliva. Una de las funciones principales de la saliva es mantener equilibrado el PH de la boca, y la función del PH es, entre otras, defendernos de infecciones. Consecuentemente los dientes quedan desprotegidos y el riesgo de padecer caries es mucho mayor.

¿Afecta a los implantes dentales?

Sí, los fumadores tienen al menos dos veces más tasa de fracasos en el tratamiento con implantes dentales que los no fumadores. Si fumas estarás más expuesto al fracaso en implantes.  Esto es porque el hábito de fumar ha demostrado tener un efecto adverso sobre la cicatrización de las heridas tras las intervenciones quirúrgicas. La cicatrización tras la colocación de implantes es más lenta o se ve afectada. Además, también se considera un factor de riesgo de la periimpantitis, es decir, de la infección del implante. Por ello, si vas a someterte a un tratamiento de implantología, deberías plantearte el hecho de dejar de fumar.

Lo mismo sucede en los casos avanzados de periodontitis, cuando es necesario realizar cirugía periodontal. Los resultados son menos favorables en los fumadores respecto a los pacientes que no fuman. Esto es porque el proceso de cicatrización se ve afectado.

Dientes manchados

El cambio en el color de la dentición, generalmente a un tono amarillento, es el signo más evidente y antiestético ocasionado por la acción del tabaco sobre los dientes. Por suerte, en nuestra Clínica CRISTINA VIYUELA encontrarás los mejores tratamientos para conseguir el blanco perfecto de tus dientes. Te ofrecemos distintas opciones, blanqueamiento dental, carillas dentales o baño de esmalte, una técnica patentada en nuestra propia clínica y con excelentes resultados.

Si quieres dejar de fumar el primer paso es saber cómo. La Asociación Española contra el Cáncer tiene un programa específico para ello, te animamos a visitar su web e informarte.

¿Necesitas más información o te ha quedado alguna duda? Infórmate sin ningún compromiso ¡pide ya tu cita en nuestra clínica de Gran Vía Hortaleza o en la  clínica de la calle Zurbano!

Un abrazo.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO