Skip to main content
Odontopediatria

¿Cuándo le salen los dientes a los bebés?

La mayoría de los bebés empiezan a desarrollar sus dientes entre los 6 y 12 meses de edad, aunque hay una gran variabilidad en el ritmo de desarrollo de cada niño. Algunos bebés pueden tener su primer diente a los 4 meses, mientras que otros no lo tendrán hasta los 15 meses.

No te preocupes si tu bebé no tiene dientes a los 6 meses. Es completamente normal y no significa que haya ningún problema.

¿Cuándo le salen los dientes a los bebés?

Es difícil contestar a esta pregunta con exactitud. Y es que, la salida de los dientes no tiene una fecha definida en el calendario. Todo dependerá de cada bebé, pero si algo tenemos claro es que a todos los niños tarde o temprano les van a salir los dientes. Para la mayoría de los bebés este proceso comienza entre los 4 y 7 meses de edad y que recibe el nombre de dentición.

Algo que desconocen la mayoría de los padres, es que la formación de los dientes del bebé lleva un proceso relativamente largo ya que comienzan a desarrollarse antes del nacimiento, es decir, en el útero materno. Utilizando las reservas de calcio en el último mes de embarazo, los dientes comienzan a desarrollarse.  Aunque todavía permanecerán dentro de las encías hasta los 4 ó 7 meses, tiempo habitual para la primera dentición. 

  • Los primeros dientes en salir suelen ser los incisivos inferiores, también conocidos como incisivos centrales.
  • Al cabo de entre 4 y 8 semanas, les suelen seguir los cuatro dientes incisivos superiores (centrales y laterales).
  • Para cuando el bebé tiene 30 meses, todos los 20 dientes de leche o temporales deberían estar en su lugar.

Es importante recordar que cada niño es diferente y sigue su propio ritmo de desarrollo.

¿En qué orden salen los dientes del bebé?

Los dientes tardan varios meses en aparecer. Lo más habitual es que primero erupcionen los dientes inferiores centrales. Esto sucede aproximadamente entre los 6 y 10 meses de edad del bebé. Entre los meses 8 al 12 es el tiempo de que aparezcan los primeros dientes superiores, también situados en el centro. Por último, en torno a los 9 y 13 meses aparecen los dientes que se encuentran a los lados de los dientes centrales superiores.

Los dientes que salen en último lugar son los segundos molares. Son los que se sitúan más al fondo de la boca, tanto en la parte superior como inferior. Cuando nuestro bebé haya cumplido los 3 años, tendrá toda su dentadura completa. Esta constará de un juego de 20 dientes provisionales, que acompañarán a nuestro pequeño hasta que éstos estén listos para caerse por la llegada de los que va a ser definitivos, este suceso se llevará a cabo aproximadamente a los 6-7 años.

A menudo preocupa también a los padres la forma en la que nacen estos dientes de leche. Estos pueden aparecer un poco torcidos e incluso mellados. Por lo general, suelen enderezarse solos, pero la odontología interceptiva o funcional,  así como la odontología infantil temprana, pueden ser de gran ayuda.

¿La aparición de los primeros dientes es dolorosa?

La erupción de los dientes no tiene por qué alterar la vida de los niños. Puede producir ciertos cambios como irritabilidad o aumento de babeo. Pero de ningún modo causa dolor intenso, diarrea o fiebre. Por lo tanto, si el bebé tiene alguno de esos síntomas, nuestra recomendación es no achacarlo a la dentición y visitar al pediatra.

 ¿ Cuándo Le Salen Los Dientes A Los Bebés ? - Cristina Viyuela + Co

¿Cuáles son los síntomas de que a mi bebé le están saliendo los dientes?

Es importante recordar que cada niño es diferente y sigue su propio ritmo de desarrollo. Algunos bebés pueden tener pocos o ningún síntoma durante la dentición, mientras que otros pueden experimentar molestias como:

  • Babeo excesivo
  • Inflamación de las encías
  • Irritabilidad
  • Dificultad para dormir
  • Pérdida del apetito
  • Fiebre leve

¿Cómo aliviar las molestias de la dentición?

  • Dale a tu bebé algo frío para masticar, como un mordedor o una cuchara mojada.
  • Frótale las encías con un dedo limpio o con una gasa húmeda.
  • Dale un baño tibio.
  • Ofrécele a tu bebé alimentos blandos y fríos.
  • Dale medicamentos de venta libre para el dolor, como paracetamol o ibuprofeno, si es necesario.

¿Tengo que llevar a mi hijo al odontopediatra cuando le empiezan a salir los primeros dientes?

Se recomienda que la primera visita al dentista del bebé sea entre los 6 y 12 meses de edad, coincidiendo con la erupción de los primeros dientes. Esta visita inicial tiene como objetivo establecer una relación temprana con el odontopediatra, familiarizar al bebé con el entorno del consultorio y obtener orientación sobre la higiene bucal adecuada.

Sin embargo, si tu bebé presenta algún problema dental o de desarrollo bucal antes de los 6 meses, es recomendable llevarlo al dentista de inmediato. Algunos signos que podrían indicar la necesidad de una consulta temprana son:

  • Manchas blancas o marrones en los dientes (caries)
  • Encías enrojecidas, hinchadas o sangrantes
  • Dificultad para comer o dormir
  • Deformidad facial o problemas para cerrar la boca
  • Hábitos orales como succión del pulgar o chupete excesivo

Consejos para que sus dientes crezcan sanos

Es importante comenzar con técnicas de higiene bucodental infantil desde antes de que le salgan los dientes, cuando el niño es un bebé. Para ello, los padres deben limpiar la boca y las encías.  La forma correcta es con una gasa humedecida en agua o con un dedal de silicona, una vez al día.

Cuando aparezcan los primeros dientes de leche, es recomendable utilizar un cepillo de dientes infantil humedecido en agua, de filamentos redondos y cabezal pequeño, adecuado al tamaño de la boca. Cuando el niño haya aprendido a escupir, se puede utilizar una pequeña cantidad de dentífrico infantil fluorado supervisando siempre que el niño no se trague el producto.

También es aconsejable enseñarles a evitar el vicio de chuparse el dedo. La presión continuada del dedo en la parte superior de la boca deforma la arcada dentaria superior. Si el hábito se abandona pronto, lo normal es que, con el crecimiento, el paladar recupere su forma original de manera espontánea. Si el niño sigue chupándose el dedo pasados los cuatro años, tiene más posibilidades de necesitar ortodoncia en el futuro. Con el chupete también se ejerce una presión continua en el paladar superior, produciendo los mismos resultados. No obstante, hay chupetes anatómicos que pueden minimizar los efectos.

¿Necesitas más información o te ha quedado alguna duda por resolver? Infórmate sin ningún compromiso ¡pide ya tu cita en nuestra clínica de Gran Vía Hortaleza o en la clínica de la calle Zurbano!

Un abrazo.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenidx a la web de la Dra. Cristina Viyuela. ¿En qué podemos ayudarte?