¿NO sabes si decidirte por un tratamiento de ortodoncia con brackets o con Invisalign?

El sistema Invisalign mueve los dientes a través del hueso de la misma manera que lo hace el sistema de ortodoncia con brackets, siendo el proceso biológico en ambos casos el mismo, pero el sistema Invisalign envuelve el diente de una forma diferente y los tiempos de tratamiento son similares.

Estas son las principales diferencias que preocupan a nuestros pacientes a la hora de decidirse por uno u otro sistema:

 1. Aparición de caries y manchas blancas.

Brackets: al finalizar el tratamiento pueden aparecer manchas y caries debido a una higiene insuficiente durante el proceso

Invisalign: no tenemos evidencia de apariciones de manchas blancas.

2. Reabsorciones radiculares. (perdida de tejidos duros en la raíz del diente)

Brackets: es relativamente frecuente observar alguna reabsorción radicular

Invisalign: es muy poco frecuente que aparezca alguna reabsorción.

3. Colaboración del paciente. 

El uso de elásticos puede ser necesario en ambas técnicas.

Brackets: no necesitamos la colaboración del paciente durante el tratamiento ya que el aparato solo se manipula en la consulta.

Invisalign: debido a que es un aparato removible, la colaboración por parte del paciente es obligatoria.

4. Dolores y molestias.

Brackets: pueden producir alguna presión y molestias debidas a rozaduras de los aparatos y alambres.

Invisalign: tanto las presiones como las molestias son mucho menores con este sistema además de que se evita cualquier rozadura

5. Alimentación y limpieza.

Brackets: es un sistema fijo que sólo se retira y actualiza en consulta. Por esta razón el paciente come y bebe mientras el aparato esta colocado. La limpieza se realiza con un cepillo de dientes sobre el aparato, haciendo de esta labor más compleja de lo habitual.

Invisalign: el paciente retira los alineadores para comer pudiendo limpiar tanto sus dientes como el aparato muy cómodamente. Después de cada comida, los alineadores se colocan de nuevo, manteniendolos durante 22 horas al día.

6. Citas, revisiones y urgencias.

Brackets: lo habitual es la revisión del tratamiento una vez al mes. Además las citas de urgencia son mucho más frecuentes y aparatosas con este sistema.

Invisalign: sí el paciente es disciplinado, con Invisalign se suelen espaciar las revisiones cada mes y medio e incluso llegar a ser bimensual. Por otra parte, no son necesarias las citas de urgencia ya que con Invisalign se puede desprender un atache o romper accidentalmente un alineador, pero esto nunca será considerado una urgencia sino que se resuelve en las citas habituales.

Esperamos que estas diferencias aclaren las dudas sobre el sistema a escoger para conseguir tu sonrisa perfecta. Mucha suerte¡¡¡

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO

metal-braces-invisalign