5 Consejos para tener una sonrisa sana y bonita - Cristina Viyuela + CO

Es importante tener una sonrisa bonita pero más aún es conseguir una sonrisa sana, apunta estos 5 consejos imprescindibles para conseguirlo.

1.-Revisión dental

Es imprescindible acudir una vez al año a tu revisión dental. Una limpieza dental anual es el tratamiento mínimo para mantener una salud bucodental óptima. Recuerda que sólo tenemos un “juego” de dientes y que en el transcurso de nuestra vida los estamos usando constantemente. Además, una sonrisa sana es uno de los atractivos físicos más valorados en nuestra sociedad, lo que te permitirá transmitir una imagen perfecta a nivel personal y laboral.

2-Higiene nocturna

Ya lo decía tu madre: No te acuestes sin lavarte los dientes,,, y llevaba razón!
La higiene dental más importante es la que ser realiza antes de acostarte ya que los restos de alimentos flotan en la saliva, sedimentando después y bajando el pH de la boca. Esto irremediablemente se traducirá en unos dientes sucios y en el temible sarro.
Usa seda dental e irrigador bucal (water pick, sony floss, etc.) para acceder a todos los rincones de tu boca, sobre todo los portadores de aparatos de ortodoncia, implantes, puentes o muelas del juicio.
Sí tienes algún diente apiñado o mal alineado la higiene se verá dificultada ya que la suciedad tiende a concentrarse en las irregularidades bucales. En este caso, lo ideal es corregir cualquier desviación y hoy ya puedes hacerlo de una forma muy discreta con ortodoncia Invisalign, tratamiento en el que la Dra. Cristina Viyuela es  experta en Invisalign en Madrid. Nuestra doctora es docente e imparte cursos de certificación de la técnica invisalign en España además de ser Clinical Speaker internacional, invitada en los foros europeos más importantes para compartir sus experiencias con el sistema de ortodoncia Invisalign.

3.- Las encías sanas nunca sangran.

Al igual que cualquier otra parte del cuerpo las encías no sangran. Si notas alguna encía inflamada es porque la placa bacteriana la está irritando y hasta que no la elimines con el cepillado solo puede empeorar. En el lugar donde la encía sangre hay que cepillar para limpiar y en un par de días desaparecerá la inflamación. Estas encías inflamadas no deben limpiarse con cepillo eléctrico pues resulta muy doloroso y los colutorios tampoco son la solución. Sólo un buen cepillado suave y concienzudo puede limpiar correctamente la placa que se encuentre situada entre encía y diente. Así pues, el sangrado es la señal de la existencia de placa bacteriana y si no cesa es síntoma de que se ha endurecido. En este caso, solo puede limpiarse en clínica, con un aparato de ultrasonidos de limpieza profesional.

4.-Vigila lo que bebes.

Algunas bebidas que ingerimos diariamente son enemigas del color natural de nuestros dientes. El café y el vino tinto por ejemplo pueden tintar nuestros dientes, oscureciendo su tonalidad.
No tomes demasiadas bebidas azucaradas como refrescos de cola. Aunque estas bebidas sean light, son muy ácidas y corrosivas para el esmalte dentario.

5.-Blanqueamiento.

Por último y una vez cumplidos los cuatro pasos anteriores, puedes mejorar el color de tus dientes con un blanqueamiento dental profesional. Con el paso de los años el color de los dientes cambia y se ensucia debido a los malos hábitos y a nuestro ritmo de vida. Por este motivo, un blanqueamiento dental devolverá a tus dientes el color que siempre han debido tener.
Para mantener el color después del blanqueamiento evita tomar alimentos con muchos colorantes que puedan teñirlos y siempre que puedas recurre a beber con una pajita o aclarar tu boca con un poco de agua tras un café o vaso de vino tinto. Además, cada seis meses una sesión de blanqueamiento ambulatorio (cómodamente en tu casa) ayudará a mantener el color conseguido con tu blanqueamiento profesional.

Equipo CRISTINA VIYUELA + CO