ORTODONCIA INTERCEPTIVA O FUNCIONAL

La ortodoncia interceptiva o funcional sirve para favorecer un crecimiento y desarrollo óptimo del hueso maxilar y la mandíbula, evitando posteriores complicaciones o anomalías. De los 7 a los 11 años es la mejor edad para guiar el correcto crecimiento de los maxilares y mejorar el tono de la musculatura de la cara, por ello son tan importantes las revisiones periódicas al dentista durante la infancia.
Entre las acciones planificadas para un correcto desarrollo maxilar, el ortodoncista puede hacer expansión de los maxilares, estimular y/o frenar el crecimiento mandibular, dejando la corrección de los problemas exclusivamente de colocación dentaria para cuando ya han erupcionado todos los dientes definitivos.
Los hábitos como chuparse el dedo o colocar la lengua mal al tragar pueden solucionarse más fácilmente a esta edad con la ortodoncia interceptiva o funcional.
El ortodoncista puede influir o guiar el crecimiento del maxilar y mandíbula mientras el niño está creciendo, una vez que ha dejado de crecer ¡ya no se puede!

OBJETIVOS DE LA ORTODONCIA INTERCEPTIVA O FUNCIONAL

La ortodoncia interceptiva o funcional, mediante diferentes aparatos de control ortopédico del crecimiento, tiene como objetivos:

• Coordinar la posición y tamaño de los huesos maxilar y mandíbula. Estimulando/ frenando o cambiando su dirección de crecimiento.
• Equilibrar las fuerzas y eficacia de la masticación.
• Mejorar la estética facial
• Mejorar la salud de la articulación temporomandibular
• Proteger los dientes de desgastes anormales futuros
• Proteger de problemas periodontales (del sistema de soporte de los dientes – los huesos y las encías) futuros.
• Mejorar la salud dental (contibuye a una buena higiene dental)
• Mejora en mayor o menor medida la colocación de los dientes aunque esto será objetivo de un tratamiento posterior con ortodoncia fija multibracketts u Invisalign Teen.
• Protegiéndolos también de traumatismos (golpes) durante las actividades normales cotidianas de los niños como la masticación y los deportes

La ortodoncia interceptiva o funcional solo se puede realizar en niños en crecimiento y desarrollo, la salud bucal de tus hijos es importante y en CRISTINA VIYUELA + CO somos conscientes de ello.

INDICACIONES Y CAUSAS PARA LA ORTODONCIA INTERCEPTIVA O FUNCIONAL

INDICACIONES

Indicaciones sobre cuándo es necesaria una intervención de este tipo:
• Paladar estrecho
• Dientes salidos (“boca de conejo”)
• Falta de espacio para dientes
• Exceso de espacio entre los dientes
• Desviación de la boca al cerrar (mordida cruzada)
• Mandíbula prominente (prognatismo)
• Problemas al masticar
• Respiración por la boca
• Chuparse el dedo
• Retraso en la salida de dientes
• Colocación de la lengua entre los dientes al tragar
• Dientes superiores que cierran detrás de los inferiores
• Sonrisas gingivales

CAUSAS

Fundamentalmente son tres:
– Problema de origen esquelético (de las bases óseas). Falta de crecimiento a lo ancho generando paladares “ojivales” y mordidas cruzadas, falta de crecimiento anteroposterior (dientes que muerdes al revés, “dientes de conejo”).
– Problema de origen funcional. Son niños que tienen hábitos de succión del pulgar, respiran por la boca, interponen la lengua al tragar, llevan chupete para dormir más allá de los dos años.
– Un problema de carácter hereditario. Se trata de maloclusiones que tienen una gran carga genética, la cual va a acompañar al niño a lo largo de todo su crecimiento pudiendo ser tratamientos más largos o en varias fases.

TRATAMIENTO DE LA ORTODONCIA INTERCEPTIVA O FUNCIONAL

Se trata de la colocación de distintos tipos de aparatos que pueden ser fijos o removibles para corregir (llevar a un estado de normalidad) la mordida de los niños. Algunos se pueden utilizar durante semanas, mientras que otros requieren de meses e incluso años o fases de uso.
Es posible que no sea necesario un tratamiento inmediato o incluso en el futuro. Sin embargo, si el tratamiento está indicado, se realizará un estudio y se diseñará un plan de tratamiento personalizado para su hijo que va a ser el más beneficioso para su caso específico.
El especialista en ortodoncia tras un estudio completo de ortodoncia les explicará qué aparato es el mejor para su hijo/a, qué efectos tendrá, y cuánto tiempo lo utilizará.

¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS QUE SE PUEDEN DIAGNOSTICAR A EDADES ES TEMPRANAS?

– Arcadas muy comprimidas.
– Apiñamiento severo en dientes de leche.
– Dientes muy salidos hacia delante.
– Dientes de abajo que montan sobre los de arriba.
– Mordidas cruzadas.
– Mandíbulas desviadas.
– Caras con poco pómulo, como tristes o enfadadas.
– Falta de sitio para todos los dientes.

¿QUÉ PASA SI MI HIJO TIENE ALGÚN PROBLEMA DE ESTE TIPO?

Cuando los huesos no tienen el tamaño y posición ideales de salud, función, estética dental y facial se verán comprometidos todos estos factores. Debe tratarse en edades tempranas mientras aun tengan crecimiento que podamos modificar, frenar u estimular. Cuando nos encontramos con estos problemas en adultos recurrimos a extracciones de piezas sanas, ortodoncias de compromiso o tratamientos quirúrgicos para poder modificar la posición y tamaños de los huesos.

¿PERO SI TODAVÍA TIENE DIENTES DE LECHE?

Efectivamente y cuando finalice el tratamiento posiblemente seguirá teniendo todavía algún diente de leche pero estarán las arcadas superior e inferior coordinadas , la mandíbula centrada y una buena masticación.

¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE HACER TRATAMIENTOS A ESTAS EDADES TEMPRANAS?

Dependerá del caso y no se puede dar una regla general pero es importante que sea diagnosticado por un especialista en ortodoncia, el cual valorará la necesidad de hacer tratamiento de ortodoncia temprano o interceptivo para normalizar la posición de los huesos o de hacer un seguimiento hasta que sea el momento ideal.content

PERO SI SE PONEN APARATOS A TODAS LAS EDADES ¿ POR QUE TENGO QUE HACER SUFRIR A MI HIJO TAN PEQUEÑO?

No es objetivo de estos tratamientos tempranos alinear los dientes de leche. Lo que se pretende es mejorar la función y la forma y evitar el empeoramiento de la maloclusión que derivará en tratamientos más complejos. No hay que preocuparse pero sí “ocuparse”.

¿CUÁNTO TIEMPO DURAN ESTOS TRATAMIENTOS?

Pueden ser tratamientos sencillos o más complejos, entre 6 y 18 meses. A estas edades los pacientes son nuestros mejores colaboradores y la plasticidad que nos da su crecimiento es nuestra herramienta más valiosa.

Cuando la carga genética es muy importante puede ser necesario hacer varias fases de tratamiento funcional o interceptivo, por ejemplo a los 6 y a los 10 años y luego ortodoncia fija para terminar a partir de los 13,14 años.

¿CÓMO PUEDO SABER SI MI HIJO VA A TENER UNA MALOCLUSIÓN QUE VA A IMPEDIR LA ERUPCIÓN NORMALIZADA DE SUS DIENTES?

Posiblemente sea el pediatra u el odontopediatra quien a esta edad lo diagnostique y te recomiende una cita con el ortodoncista. Aun así si tu hijo presenta alguna de las alteraciones anteriores puedes sospechar.

¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI NO SE TRATAN O NO SE DIAGNOSTICAN A TIEMPO?

El tratamiento será más largo, caro y los resultados finales no serán igual de buenos. Estas pequeñas alteraciones de la normalidad que a los 6-9 años tienen una solución muy fácil si se perpetúan en el tiempo y acompañan al niño en su crecimiento pueden desarrollar maloclusiones más severas que afectarán a su oclusión y a su cara. Los problemas se agravan y la estética facial se ve alterada. En adultos recurrimos a extracciones dentarias de alguna pieza sana, ortodoncias largas, ortodoncias estéticas de compromiso u tratamientos de cirugía ortognática.

En cualquier caso los objetivos son:
– Normalizar la forma, tamaño y posición del maxilar y la mandíbula.
– Permitir un crecimiento simétrico y coordinado de los huesos que facilite la erupción de las piezas definitivas.

ORTODONCIA INTERCEPTIVA O FUNCIONAL
Valorar
← AnteriorSiguiente →

Tratamientos Relacionados