FLUORIZACIÓN

Desde que hace unos 50 años se demostró que la caries podía controlarse con el uso de flúor, han aparecido múltiples preparados que lo contienen. Unos son de uso profesional y otros no. El flúor tiene tres efectos muy beneficiosos sobre los dientes:

AUMENTA LA RESISTENCIA  DEL ESMALTE: si se aplica flúor sobre los dientes, éste reacciona con el calcio de los mismos, formando fluoruro de calcio. En esta forma, el flúor reacciona con los cristales del esmalte dentario (la hidroxiapatita), resultando un compuesto que aumenta mucho la resistencia del esmalte.
FAVORECE LA REMINERALIZACIÓN: el flúor contribuye a la remineralización del diente, al favorecer la entrada en su estructura de iones de calcio y fosfato. Esto sucede porque el flúor tiene carga negativa y atrae al calcio y fosfato cuya carga es positiva.
TIENE ACCIÓN ANTIBACTERIANA: el flúor tiene acción antibacteriana atacando a las bacterias que colonizan la superficie de los dientes.

INDICACIONES PARA UNA FLUORACIÓN

Aunque excelente para proteger los dientes a todas las edades, los niños son el grupo que más se beneficia de su uso, ya que sus dientes aún están en formación.

También es muy útil en los adultos en los que hay pérdida de la encía por la edad o por la existencia de enfermedad periodontal. En estos casos el flúor ayuda a prevenir o eliminar la sensibilidad al frío y evita la aparición de caries en el cuello o en las raíces de los dientes.

TRATAMIENTO DE LA FLUORACIÓN EN NIÑOS

Tras la limpieza de los dientes se aplica el flúor en forma de gel, que se deposita en unas cubetas adaptadas a los dientes del paciente. Es necesario una aspiración continua y que las cubetas no estén excesivamente llenas. Tras el tiempo de colocación (4 minutos) se debe expectorar todo el exceso que haya quedado en la boca.

Los preparados con flúor que aplica el odontólogo en la consulta pueden estar en forma de geles, de barnices, o de soluciones (líquidos). Pero existen múltiples preparados de flúor que se usan fuera del consultorio dental. Un modo frecuente de usar el flúor es en solución para enjuagues (colutorios). Las soluciones de mayor eficacia son las de Fluoruro sódico y existen dos modos básicos de usarlas:

  • Fluoruro sódico al 0.2%, con el que se realizará un enjuague semanal. Esta forma se usa sobre todo en programas de salud dental en colegios, asilos, etc.
  • Fluoruro sódico al 0.05%, con el que se realizará un enjuague diario después del cepillado antes de dormir. Esta forma se usa para la higiene dental domiciliaria.

Actualmente existen diversos preparados comerciales que incluyen el flúor en su fórmula. Así encontramos dentífricos con flúor, flúor en pastillas o gotas y hasta chicles con flúor. Por último, en algunas regiones se añade flúor al agua. Los niveles óptimos de flúor en el agua son de 1 parte por millón (1 ppm), que equivale a 1 miligramo de ion flúor en 1 litro de agua. Esta medida es controvertida, y no es aceptada en todos los países ya que no se sabe la cantidad de agua que cada cual puede beber, de modo que podrían sobrepasarse los límites de ingesta de flúor y ocasionar una fluorosis dental (la fluorosis produce manchas en los dientes).

¿CUÁNTAS VECES DEBO DAR FLUOR A MI HIJO?

Lo recomendable para mayores de 6 años es una Fluorización de clínica cada 6 meses y el resto del año un colutorio con flúor (fluoruro sódico al 0,05% y sin alcohol) antes de dormir. El colutorio diario con flúor y sin alcohol (esto es muy importante pues el alcohol es cancerígeno) lo recomendamos para todas la edades.

¿DONDE MÁS PODEMOS ENCONTRAR FLUOR?

Lo encontramos en el agua embotellada, en algunos suplementos dietéticas fluorados, como gotas, tabletas, vitaminas y también en productos usados en la consulta odontológica como barnices, gel, dentífricos, pasta para profilaxis, colutorios, etc. La utilización indebida del flúor a dosis (elevadas y no controladas) puede causar problemas indeseados, por lo que es recomendable siempre consultar con un profesional odontólogo antes de usarlo por su cuenta.

¿PUEDE EL FLUOR CAUSAR MANCHAS EN EL ESMALTE?

Antes de los 6 años un consumo excesivo de Flúor sistémico puede causar manchas permanentes de color marrón en el esmalte dentario y debe estar controlado por un especialista.

Pasados los 6 años ya está formado el esmalte dentario de todos los dientes (a excepción de la muela del juicio) aunque no estén todavía en boca y ya no hay riesgo de manchas.

Por esta razón en Clínica Dental CRISTINA VIYUELA + CO recomendamos el consumo de Flúor tópico no sistémico siendo solo peligrosos en niños que no saben todavía enjuagarse con un colutorio o tragan la pasta dental. Si quieres más información acerca de este tratamiento consulta con nuestro odontopediatra y obtén una valoración personalizada.

 

FLUORIZACIÓN
Valorar
← AnteriorSiguiente →

Tratamientos Relacionados