BRUXISMO

Si te despiertas con dolor en los dientes, los músculos faciales o dolor de cabeza, puedes estar presentando bruxismo, hábito inconsciente de apretar y/o rechinar los dientes. El bruxismo provoca que los dientes duelan, se desgasten, se rompan los empastes e incluso se fracturen dientes completamente sanos. La sobrecarga muscular genera dolores musculares en cabeza, cervicales e incluso contracturas. Además el bruxismo puede causar problemas en la articulación.

El tratamiento apropiado, dependerá de saber qué es lo que está causando el problema. Con preguntas precisas y un examen dental, en Clínica Dental CRISTINA VIYUELA + CO determinaremos la causa potencial y su tratamiento.


¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

Es un hábito inconsciente y automutilante  de apretar y/o rechinar los dientes. Suele ser nocturno, mientras el paciente duerme pero también puede ser diurno. Muchas veces es detectado por el odontólogo a partir de la historia médica del paciente o los desgastes en los dientes.

CAUSAS DEL BRUXISMO

Las causas del bruxismo no se conocen en profundidad. No obstante, los individuos bruxómanos suelen presentar síntomas de estrés. Se distinguen dos grandes causas: una por alteración de la oclusión dental y otra derivada de una manifestación psicosomática. La SEPA por ejemplo informó en RNE acerca del incremento de casos de bruxismo debido a la crisis económica.

DIAGNÓSTICO DEL BRUXISMO

A falta de alguien que esté presente durante las horas de sueño para oír el rechinamiento de los dientes, que suele ser más o menos ruidoso, el diagnóstico de bruxismo se realiza al comprobar el desgaste acelerado de los dientes durante una visita al dentista. Los dientes de bruxismo pueden sufrir un desgaste importarte como consecuencia de la presión ejercida por las mandíbulas durante el sueño, que es mucho más importante que la que se ejerce cuando nos encontramos en estado de vigilia. El desgaste puede acarrear daños considerables en los dientes y las prótesis dentales. Los sujetos suelen presentar dolores faciales, en particular en las mandíbulas.

TRATAMIENTO DEL BRUXISMO

El tratamiento del bruxismo está relacionado con el riesgo de lesión dentaria y su posible afección muscular, es un hábito inconsciente y muchas veces se detecta en una revisión dental por el desgaste de los dientes.

En los casos moderados a graves de bruxismo, es necesaria la colocación de una protección dental de resina, conocida como férula de descarga, para impedir  lesiones  de los dientes. Consiste en utilizar un plano de relajación mientras duermes, el cual es elaborado con ajuste exacto en tu boca, se coloca sobre tus dientes superiores y los protege para que éstos no rechinen contra los inferiores.

Además, la férula de descarga, desde sus primeros días de uso, elimina el dolor de mandíbula, de cabeza o de oídos causado por el bruxismo, así como otras molestias que puedan haber aparecido debidas a una sobrecarga de la musculatura de la mandíbula.

Las causas más frecuentes de bruxismo son problemas en la forma de morder, estrés o ansiedad. La mayor parte del bruxismo se realiza mientras el paciente duerme pero también hay bruxismo diurno cuando el paciente está concentrado haciendo otra cosa, no siendo consciente en ningún momento de que esta apretando los dientes.

 Es de fundamental importancia diagnóstica establecer la etiología del bruxismo, si es de causa emocional, el tratamiento fundamental además del odontológico será el psicológico. Si la causa es una mala mordida, el tratamiento será una ortodoncia completa.

TIPOS DE BRUXISMO

De acuerdo a su agresividad y establecimiento en el paciente y para un mejor diagnóstico y tratamiento podemos clasificar los hábitos (bruxismo en cualquiera de sus formas, succión de dedo, labio o carrillo y onicofagia) de la siguiente manera:

  • GRADO I : La presentación de bruxismo no es agresiva, su reproducción es por un corto periodo de tiempo y a veces de forma ocasional, aunque puede ser inconsciente para el paciente, es reversible. El paciente de este grado de bruxismo no presenta ansiedad.
  • GRADO II : En este grado la ansiedad ya se encuentra presente, la reproducción está condicionada a los factores facilitadores, la presentación de bruxismo es inconsciente para el paciente y desaparece cuando el sujeto lo vuelve consciente, en esta etapa pueden encontrarse presente lesiones en las estructuras dentofaciales por lo que se requiere de un tratamiento integral del bruxismo para asegurar su eliminación. El hábito grado II puede ser reversible, si no es tratado puede desarrollarse en un hábito Grado III.
  • GRADO III : La reproducción es constante hasta dentro del entorno familiar y social por incorporación del paciente. La presentación se encuentra fortalecida y bien establecida, es excesiva e irresistible para el sujeto que la padece aun siendo consciente. Las lesiones en las estructuras dentofaciales son de considerable magnitud y en algunos casos las lesiones son permanentes. El hábito de grado III es de difícil manejo y los resultados del tratamiento son insatisfactorios,  por lo que se requiere de mayor atención.

¿CÓMO PREVENIR EL BRUXISMO?

El bruxismo, sobre todo el nocturno, se manifiesta generalmente antes de la fase de sueño paradójico o REM y se produce de forma inconsciente, así que, no se puede controlar. Solo podemos evitar los efectos secundarios colocando entre los dientes una Férula de descarga que evite el desgaste y sobrecarga muscular.

¿SOLO SE MANIFIESTA POR LA NOCHE?

En la mayoría de los casos el bruxismo es nocturno (80% de los bruxómanos) y, en general, los bruxómanos (salvo los que están en coma o padecen una enfermedad neurológica particular) no rechinan los dientes durante el día. Sin embargo, hay pacientes que, durante el día, realizan ciertas actividades parafuncionales (cualquier función distinta de la masticación, deglución o fonación) con los dientes, lo que produce un desgaste más o menos considerable.

¿EXISTE TRATAMIENTO PARA EL BRUXISMO?

El bruxismo en sí mismo no tiene tratamiento. Se tratan las consecuencias, y en ciertos casos, se pueden prevenir los daños. Pero si se confirman algunos estudios sobre el sueño, es posible que aparezcan medicamentos que actúen sobre los neurotransmisores para limitar los episodios de rechinamiento y, en consecuencia, el desgaste. Si el desgaste dental está muy avanzado (aparición de problemas infecciosos o estéticos), pasamos al ámbito de la reconstrucción mediante prótesis fijas. También se pueden reducir o prevenir los efectos del rechinamiento (en los dientes o en la prótesis) con unas férulas de descarga (también conocidas como placas oclusales) que protegen las arcadas dentales. En ciertos casos, se puede recurrir a la toxina botulínica para aliviar las tensiones de los músculos de la masticación.

¿EXISTE UN «PERFIL TIPO» DE BRUXÓMANO?

Durante mucho tiempo se ha creído que el bruxismo se debía a un «perfil psicológico» de estrés. En tales casos, sesiones de relajación y un trabajo psicoterapéutico suelen resultar beneficiosos para el sujeto bruxómano. Pero, a día de hoy, no contamos con ningún dato que pueda confirmar dicho perfil. Aunque es verdad que las situaciones de estrés provocan una contracción de las mandíbulas, no es lo mismo apretar que rechinar. Nos encontramos ante fenómenos diferentes y, a falta de verificación científica, podría resultar peligroso categorizar los individuos «en riesgo».

¿ES EL BRUXISMO CRÓNICO?

No necesariamente. El bruxismo puede presentarse de forma temporal y episódica.

¿PUEDE AFECTAR EL BRUXISMO A LOS NIÑOS?

Sí, es muy frecuente encontrar dientes de leche completamente fracturados como consecuencia del bruxismo. Excluyendo problemas emocionales, el bruxismo en dentición de leche se considera normal.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DEL BRUXISMO PARA LA SALUD BUCODENTAL Y LA SALUD EN GENERAL?

Los principales riesgos son desgaste, retracción de las encías, e incluso fracturas en los dientes; pérdida de tejidos dentales (esmalte, dentina y pulpa); y dolores en las articulaciones y los músculos. Además de las dificultades para masticar y los riesgos de infección de los dientes más afectados, tampoco se pueden pasar por alto las graves consecuencias del bruxismo desde el punto de vista de la estética del rostro y la sonrisa. El bruxismo también puede acarrear hipersensibilidad al frío y al calor; alteraciones en las encías y las articulaciones temporo mandibulares; así como cefaleas y dolores cervicales.

Si tienes alguno de estos síntomas o necesitas más información contacta con nosotros y el Equipo de la Clínica dental Dra. Viyuela podrá mediante una primera visita elaborar un diagnóstico personalizado y elaborar un plan de tratamiento adecuado para el paciente.

BRUXISMO
5 (100%) 1 voto
← AnteriorSiguiente →

Tratamientos Relacionados